Se BUSCAN Fotógrafo, Carpintero y Pintor de COYANZA y COMARCA

Anuncios

Hay que reproducir en Valencia de Don Juan el Artesonado de Conyanza  expuesto de forma grandiosa en el Museo del Prado de Madrid, uno de los cinco más importantes del planeta.

El ‘Alfarje de los Dragones de SantaMarina’ es una maravillosa creación de anticuario con piezas medievales de diversa procedencia

Un fotógrafo capta cada decímetro cuadrado, un carpintero reproduce la estructura en madera perdurable y el pintor de pincel lo dibuja todo fielmente con los tonos y pinturas similares a los de la época.

El Alfarje de Coyanza de la antigua Iglesia de Santa Marina, donde estaba el Depósito de Agua,  fue pintado en el año 1400, cuando el mundo acababa a menos de 20 kilómetros a la redonda para casi todos pobladores de las tierras de Los Oteros y la Vega y no sólo en el triángulo: Sofá, Tv y Cama.

Ideas para exponerlo de forma permanente:

En el techo de los soportales de la Plaza Mayor; los de la entrada al Ayuntamiento mismamente.

Bajo el Coro de la Parroquia tras la entrada por las puertas grandes de la Iglesia.

Cubo exterior de paredes transparentes en vidrio, metraquilato o similar que permita admirar la obra desde fuera.

Se vería genial desde todos los ángulos tanto en los soportales como en los accesos a misa: las puertas laterales, a la salida y al entrar por los grandes portones.

Mide algo más de 11 por 6 metros. Madera de chopo del país puede valer; pinta bien y pesa poco porque crece en las orillas del Esla y sus arroyos al poder chupar gran cantidad de agua.  La Gioconda está hecha en Populus nigra, como los grandes cortados en el paseo del río: Ahí están sus troncos.

Valencia de Don Juan tiene el privilegio de una sala en el Museo del Prado de Madrid con sus millones de visitantes, pero esa obra, nuestra, no se ve aquí. Imperdonable no hacer que se reproduzca en la Noble y Ducal a cargo de nuestros pintores fotógrafos y carpinteros. REDACCIÓN / Á. MZ.

PARA SABER MÁS de DRAGONES

San Jorge y el Dragón: Héroe del medievo

Los Dragones en la Humanidad

La rotunda historia de Santa Marina, engullida por un dragón:

La que ayuda para un parto bueno y rápido porque fue engullida por un dragón y logró salir con la señal de la cruz. Era una niña sin mamá porque murió en el parto. Feliz pastora cristina en oriente,  quinceañera y virgen, un rey malo la quiso para él por su belleza, fue rechazado y la martirizó a lo bestia.

Anuncios

ANUNCIESE EN minianuncio

Anuncios