Se fue Pacita Paramio, Grande de España y de Coyanza

Anuncios

Un ocho de noviembre se fue Pacita Paramio, la ubérrima profesora de música y  piano, el instrumento rey. No hay pregonero músico que no la cite con honra en las Fiestas del Cristo, como este año  en todo un homenaje que le hizo el ilustre director de la banda Municipal en su centenario.

Minutos antes de las cinco de la tarde, un gorrión cantarín de la comarca yacía en plena Plaza Mayor de Valencia de Don Juan, poco después familiares y amigos rodeaban el féretro de Pacita al entrar en la Parroquia de San Pedro, portero de las llaves del Cielo.

Su voz aún le puede relajar y deleitar gracias al LP, grabado en CD, de la Coral que canta en Los Agustinos bajo Nuestra Señora del Castillo Viejo y que tan agradables misas dan a los coyantinos que suben la cuesta del parque para oírla los domingos y fiestas de guardar. Pacita es una Grande de Coyanza y de España.  Es Paz.

Anuncios

ANUNCIESE EN minianuncio

Anuncios
Anuncios