Nos subimos a la PARVA

Anuncios

¿Qué es ese lugar tan alto de Los Oteros que se ve desde casi todos los sitios en la comarca? Es el Otero más alto: Es La Parva Secos.

En la era medieval fue el asentamiento de ‘indios’ de Coyanza y de Los Oteros

Hoy muy pocos han estado allí arriba. En su cumbre hay un punto geodésico y al pie unas piedras con el nombre escrito con pizarrín de algunos de los elegidos que han disfrutado de la espectacular vista de 360 grados del paisaje de Los Oteros con la Vega y el Páramo por un lado, Picos de Europa por otro y la inmensidad casi horizontal de Campos allá a lo lejos.

En zonas adil de la subida aparecen trazos de cruces de cantos sobre la superficie. Cada línea tiene unos cuatro pasos: en su caso rellenar con nuevos cantos. La energía del Cielo tan cerca con sus nubes blancas y la Luz que lo riega todo convierte la subida a la Parva en un atractivo sin igual en la Comarca.

Se puede ir, y se debe de ir, en bicicleta. Las pistas agrícolas son rectas y largas con escasa elevación. Se deja al pie y se sube andando. En su caso, escribir tu nombre con fecha en un canto y dejarlo al pie le da una experiencia de leyenda a la subida al Otero Más Alto.

Cuentan que en los años 80 unos fundamentalistas católicos pusieron 14 cruces a lo largo de la Parva para hacer un Vía Crucis ortodoxo en Semana Santa: Mario Carrillo, Eutiquio Redondo, Jesús Medina, entre otros, fueron los fieles costaleros.

Parva viene de la forma que hace el trigo y la paja al trillar en círculo. Los montones que se forman son parvas. El Otero Parva Secos tiene la misma forma.

Grandes álamos de sus faldas son desde hace décadas vigas de pisar uva en bodegas familiares emblemáticas y de su suelo salieron rocas que forman parte de construcciones emblemáticas como el Castillo de Coyanza.

El nombre de Valencia de Don Juan, Coyanza, significa eso: El punto más alto. La bajada hasta Valencia se hace casi sin dar un pedal: Elévate sobre la bicicleta y disfruta del paisaje y el aíre limpio sobre tu cara. REDACCIÓN REVISTA LA COMARCA con información de Jesús LLAMAZARES, Isidro FERNÁNDEZ , Felipe CHAMORRO y Ponciano FERNÁNDEZ.

ASENTAMIENTO DE ‘ÍNDIOS’ DE COYANZA

Hubo dos poblados medievales en La Parva

Perteneciente a una cronología Alto y Bajo medieval Cristiana, hay registrados dos enclaves identificados como poblados en la zona de La Parva:

  1. 1. “Los Secos II” situado a unos 6 km al W de Valencia de Don Juan, en el pago llamado Secos junto a un pequeño valle regado con las aguas de la fuente de San Gregorio. La tradicción dice que en este lugar hubo un pueblo. Alrededor de la fuente aparecen restos de teja curva, fragmentos de areniscas y restos óseos de humanos, junto a fragmentos de hierro (clavos y un anillo).
  2. “San Gurrumian” Este enclave se halla a una distancia de 500 m al S del yacimiento de Secos, en una llanura. Debido a la proximidad de los enclaves, ambos prodrían estar relacionados.

Los trabajos de laboreo han revelado la existencia de un estrato de cenizas en el que aparecen cerámicas de tipo medieval y teja curva a una profundidad de 40 cm.

Así consta en los informes arqueológicos consultados por esta redacción y realizados para promotores urbanísticos en el casco urbano de Valencia de Don Juan y que citan números bibliografía académica y oficial. En este caso el de la arqueóloga murciana María  Isabel Cano Gómez.

Anuncios

ANUNCIESE EN minianuncio

Anuncios
Anuncios