El exceso de CHISME como FACTOR de DESPOBLAMIENTO

Anuncios

NOVEDAD Cuando demasiados profesionales deciden vivir en la CIUDAD y trabajar en el PUEBLO

Los sociólogos de la provincia lo advierten, el despoblamiento del mundo rural, de los pueblos, sigue avanzando ya a niveles de arrasar; pero avisan de un factor nuevo: Ahora ya afecta a las cabezas de comarca.

Son poblaciones  en las que hay tiendas, aún, sucursales de grandes cadenas, consultorio médico diario, farmacias, colegios, zonas de ocio diurno y nocturno … Es decir, que hay servicios suficientes para vivir en bienestar, pero la gente se va a vivir a la capital aunque trabajen en la cabeza comarcal y alrededores.

De un vistazo vemos que este nuevo éxodo es más probable que posible que se empezara a cebar entre los que tienen empleos más trascendentes y entre gente profesional joven, titulados universitarios …

PERSONAS CON PODER LABORAL

Médicos, abogados, notarios, funcionarios, dentistas, empleados de banca, directores de sucursal, profesores, grandes propietarios, jefes de empresas … deciden vivir en León capital en vez de en la cabeza de comarca. ¿Por qué?

Cada persona tiene su vida personal y su circunstancia, pero cuando muchos hacen lo mismo es que hay una o unas razones comunes y es ahí donde actúan los estudios y los poderes públicos para observar, y planificar, para defender el interés común.

DEL VACIO RURAL A LA NADA

Es claro que el exceso de chisme, el chismorreo de toda la vida, y su nuevo amplificador móvil, quita atractivo a vivir en poblaciones no grandes. Tomemos nota, si eso. O no.

El mundo rural vive el vacío fuera de los meses de verano, pero no hay que llegar a la nada.

EN EXCESO NO ES SANO

El chisme es sano, une personas, grupos de opinión, entretiene y desahoga, pero en exceso o malicioso no es bueno para la economía local; nada bueno. REDACCIÓN / Con COLABORACIÓN ESTUDIO UNIVERSIDAD

Anuncios

ANUNCIESE EN minianuncio

Anuncios
Anuncios