Nicanor Sen, delegado del Gobierno, afrontará los desafíos de la despoblación y la ciberdelincuencia

Anuncios

DELEGACIÓN GOBIERNO

Valladolid. El nuevo delegado del Gobierno en Castilla y León, Nicanor Sen, ha tomado este lunes posesión de su cargo y se ha comprometido a afrontar los desafíos que plantean la despoblación y la ciberdelincuencia, junto a otros retos, para lo que ha ofrecido diálogo a los distintos sectores.

Sen ha prometido su cargo en un acto al que han acudido el presidente de la Comunidad, Alfonso Fernández Mañueco, el ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, y la delegada del Gobierno saliente, Virginia Barcones, quien ha sido nombrada directora general de Protección Civil y Emergencias.

Durante su discurso de toma de posesión, ante representantes de las Fuerzas de Seguridad, la judicatura, de distintas administraciones y diversos sectores, el nuevo delegado ha recordado que nació en una familia numerosa «alimentada por el negro carbón leonés».

Ha expuesto que la tierra minera supone una lección cada día y ha citado los veinte años que ejerció como alcalde de Cistierna (León), una experiencia que le ha ayudado a crecer como persona y a vivir en primera línea las necesidades de los ciudadanos.

Ha remarcado que la política supone servir a los demás, ha asegurado que Castilla y León es la tierra del municipalismo puro, ha hecho un llamamiento a la colaboración entre administraciones y ha recalcado que «jamás el enfrentamiento o el incumplimiento de las normas establecidas unirán a nadie».

«Razón, respeto y convivencia» entre todos, ha subrayado Sen, quien ha elogiado la labor de los más de 34.000 trabajadores de la Delegación y el «valor imprescindible» de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, más de 10.000 efectivos en la Comunidad entre la Guardia Civil y la Policía Nacional, cuya «encomiable entrega y profesionalidad» ha agradecido.

Ha mencionado la tasa de criminalidad, situada entre las más bajas, ha dicho que España, en una coyuntura mundial, se sitúa entre los países más seguros y ha abogado por la protección de los más vulnerables, de las personas mayores, los niños y las mujeres que sufren la violencia machista.

Sen ha asegurado que trabajará sin descanso para erradicar esta violencia y ha expresado que, en una sociedad moderna, no tiene encaje la violencia y no se pueden tolerar desigualdades como agresiones físicas, psicológicas e incluso asesinatos.

También se ha referido a la lucha contra la ciberdelincuecia, ya que uno de cada cinco delitos se comete en el espacio ciber, y a la necesidad de afrontar la despoblación, en una tierra con una baja densidad, envejecimiento, escasa natalidad y fuga de «muchos» jóvenes .

«Cualquier acción de Gobierno va a buscar el reequilibrio entre población y territorio», ha resumido, antes de apostar por aprovechar las potencialidades de la Comunidad dentro de una colaboración entre administraciones sin fisuras.

El nuevo delegado ha expresado su disposición a mantener abiertos siempre canales de diálogo y las puertas abiertas al encuentro.

«La descentralización es la seña de identidad de nuestro modelo de Estado», ha considerado Óscar Puente en su intervención ante los asistentes, en la que ha especificado que ser delegado del Gobierno no se limita a representar a la Administración, sino que su principal función tiene que ver con la coordinación y con la cooperación.

«Al hacer política construimos democracia y convivencia», ha opinado Puente, quien ha defendido el diálogo con el que piensa diferente para llegar a acuerdos que beneficien a la sociedad.

Ha calificado de serenidad y entereza dignas de elogio las que mantuvo Sen en «momentos durísimos en lo personal» -tras una agresión sufrida por uno de sus hermanos, que perdió la vida-.

Ha descrito la actitud de Sen como un ejemplo de coherencia y altura moral al alcance de muy pocos y ha mostrado su convencimiento de que el nuevo delegado será un agente dinamizador de las necesidades de la Comunidad.

Puente ha dicho que Sen procede de la montaña leonesa, «que necesita también una atención muy especial por parte de los distintos gobiernos» y ha dicho al nuevo delegado que se dirigiera con él tras el acto de toma de posesión a ver las obras de la A-11.

«A Dios rogando y con el mazo dando, ¿verdad señor arzobispo», ha manifestado Puente refiriéndose a Sen y dirigiéndose al arzobispo de Valladolid, Luis Argüello, presente en el acto, al pronunciar esta expresión. EFE

Anuncios

ANUNCIESE EN minianuncio

Anuncios