El Agricultor GIGANTE que un día BAUTIZÓ a La PARVA y El MUELO

Anuncios

Erase una vez un agricultor gigante, tan alto como el Silo de Valencia de Don Juan.

Arreando sus imponentes mulas entre Quintanilla y Pajares, entre Gusendos  y los campos de Coyanza con el trillo, tan grande como el Polideportivo,  sobre la cosecha de cereal; vio que a un lado se amontonaba la paja y lo llamó La Parva; y que al otro se amontonaba el grano, y lo llamó El Muelo.

Y ahí quedaron para siempre  Parva y Muelo como orgullo gigante de la Tierra, el Agua y el Sol de Los Oteros. Á. MUÑOZ/Con información del PADRE CESÁREO.

Anuncios

ANUNCIESE EN minianuncio

Anuncios
Anuncios