ALERTA Abren financieros: Cierran TIENDAS

Anuncios

 Grandes superficies y cadenas comerciales son sobre todo negocios financieros bajo el principio base: Cobrar pronto, pagar tarde. Cobran al instante, a los clientes, pagan en meses a proveedores.

Oferta de producto, higiene, ubicación, aparcamiento, horarios, comunicación y marca son claves en su éxito; pero donde abran grandes superficies en exceso se abren incertidumbres para el futuro. El grueso de la plusvalía de grandes cadenas se extrae al exterior de la comunidad en la que venden y desaparece o se deteriora a la larga el bienestar del tejido humano local. Ayuntamientos pueden obligar a que vendan en sus estanterías producto de la zona antes de conceder la licencia de apertura.

El comercio local, grande o pequeño, deja la plusvalía, si la hay, en el ámbito local y permanece. Los pueblos que pierden su comercio fijo siempre pueden optar a la facilidad de los vendedores ambulantes, imprescindibles para las personas mayores que viven en los pueblos poco habitados en invierno.

Romper el equilibrio en el vital comercio de alimentación con monocultivo de grandes superficies es pecado. No olvidar nunca. O sí.

La propiedad de las grandes cadenas,  superficies y marcas  al final termina, en gran parte,  en manos de fondos de inversión internacionales, que son los mismos que invierten en deuda soberana de naciones o hacen subir y bajar las bolsas.

Para ellos mejor que las personas sean pollos de nave que de corral; es decir: ‘carrefour, facebook, telebasura’ y se acabó: ERGO nave, uralita y pienso. REDACCIÓN

 

https://platform.twitter.com/widgets.js

 

Anuncios

ANUNCIESE EN minianuncio

Anuncios
Anuncios