Los tomates de COLÁS, se agotan en el puesto de Pellitero de Villamañán 

Ya van dos: Los tomates de Colás, un hortelano de Valencia de Don Juan que los cultiva en Villamañán, se agotan en el puesto del mercado del jueves desde que se empezaron a dar en junio.

Los vende el puesto de los Pellitero, hortelanos que se ponen en frente a la puerta principal de la mueblería en la Plaza Mayor, un poco más arriba del caño.

Colás no dice de qué clase son porque están sublimes, en especial los grandones. Y es que salen unas pocas cajas a la venta cada jueves.

Un atioxidante refrescante que alimenta el ánimo y el cuerpo. Sus tierras de cultivo están en Villamañán en dirección a la Vega del Esla. Un tesoro.  REDACCIÓN RevistaLaComarca.com – Con información de Jueves Mercado